• Seth

El diseñador en el campo laboral: 5 consejos

Continuando con esta serie de tres actos, siendo el primero el momento en que somos estudiantes de diseño, ahora viene el segundo acto, que es iniciar nuestro camino en el campo laboral, aquí unos consejos.


Acto 1: Siendo estudiante de diseño

Acto 2: Iniciando en el campo laboral

Acto 3: El camino hacia la especialización


ACTO 2: INICIANDO EN EL CAMPO LABORAL

5 Consejos y reflexiones para los diseñadores y no diseñadores también


Empezar en el mundo del diseño es toda una aventura, les comparto algunos consejos o reflexiones personales para los que están empezando o bien se están desarrollando en esta carrera. Hoy estamos en un contexto totalmente diferente, sin embargo creo que hay cosas que siempre se mantienen vigentes:


1. Mantente activo: Como en los deportes y en todo aquello en lo que buscamos profesionalizarnos, si no lo aplicamos se olvida. Tal vez al inicio de tu carrera los proyectos no sean de tanto impacto como te imaginabas, pero siguen representando un reto importante, el inicio de tu carrera. Si nos quedamos esperando la mega oportunidad y en ese tiempo no hacemos nada, tal vez no estemos lo suficientemente preparados para cuando eso llegué. Así que, toma la oportunidad y abstrae el aprendizaje. Mi primer proyecto como diseñador, fue para rediseñar un logotipo, me esmeré muchísimo y el resultado no me gustó para nada, pero eso me hizo entender qué tan alejado estaba mi proceso de diseño de lo que me pedía un pequeño-mediano empresario. Después de eso, no quise volver al mundo del disepo de logotipos por un tiempo y me fui especializando en temas más de corte digital.


2. Presta atención a los detalles: No solo es diseño aquel proyecto o entrega final, desde que redactas un correo con tu CV a una empresa, haces una entrevista de trabajo, publicas tu portafolio online, todo, absolutamente todo muestra tu trabajo como diseñador.


He entrevistado a demasiados diseñadores y no diseñadores en mi carrera y creanme que aquellos que cuidaron su presentación, que se fijaron en los detalles al momento de mandar su trabajo y que sobre todo se mantuvieron auténticos y con gran interés de aprender y aportar al grupo, fueron aquellos que llegan a ser pilares de la empresa. Y ojo, no me refiero a que hagan una gran entrevista, la entrevista tal vez sea pésima. Posiblemente se pongan muy nerviosos, tal vez les cueste trabajo comunicar sus ideas, o no tengan tantos proyectos para compartir, pero pese a todo eso, si hacen fit con la cultura del lugar, y tienen esa curiosidad de aprender, resolver problemas y crecer junto a esa empresa, seguramente los llamarán. De experiencia propia, puedo decir que mi primera entrevista de trabajo fue en Insitum, y fue una muy mala entrevista, no sabía explicar bien lo que podría aportar en la empresa, pero estoy seguro no me contrataron por mis grandes argumentos. Al final entré al equipo y me desarrollé ahí profesionalmente por casi 14 años.

Un project room títpo de Insitum, ahora Fjord Ciudad de México


3. No tengas miedo de no ser lo suficientemente creativo: Alguna vez me preguntaron, "oye Seth ¿y qué vas a hacer cuando se te acaben las ideas, cómo vas a trabajar?" En su momento no supe qué responder, pero al día de hoy sé que esto no es ningún problema. Si vemos al diseño como un proceso creativo y no como la creatividad en si, vamos a poder construir nuestra confianza creativa sin ningún problema.


Les recomiendo un video de TED que dio en 2012 David Kelley, fundador de IDEO, donde se explica a detalle qué es eso de la confianza creativa y otro concepto bien interesante que es el guide mastery, básicamente el cómo a partir de pequeños pasos llegmos a alcanzar grandes resultados creativos: TED: ¿Cómo construir tu confianza creativa?


4. Sé un diseñador, que no te importe el apellido: Desde que tengo memoria, siempre hay una lucha interna entre diseñadores sobre quién hace qué y el cómo se define. Considero que sí es importante el debate para seguir observando la evolución de la disciplina e ir llegando a algunas convenciones, pero sin ser radicales, entre las discusiones más comunes que he visto están:

  • Diseñador Gráfico vs Diseñador de Información

  • Diseñador de Interacción vs Diseñador UX

  • Diseñador UI vs Diseñador Visual

  • Diseñador de Servicios vs el resto de los diseñadores

  • Diseñar en Mac vs Diseñar en PC :p

Al final lo terminología debería ayudarnos a entendernos, pero sucede todo lo contrario, nos genera debates que más allá de cultivar nuestra manera de sustentar con argumentos válidos, genera fricciones y separación. Entonces, es bueno conocer bien las especializaciones, pero no nos separemos como comunidad de diseño solo porque queremos delimitar territorio o importancia, somos Diseñadores y ya. Acá un post de César Acuña, que también hace una reflexión sobre este tema. Somos diseñadores. Punto!



5. Cultiva relaciones. "Os projetos vão e vem, mas as pessoas ficam", es decir: "Los proyectos van y vienen, pero las personas se quedan", eso me dijo una gran amiga Verena Pessim en Insitm Brasil (ahora Fjord São Paulo), cuando en algún proyecto estabámos todos estresados por entregar y debido a eso, el trato humano empezó a descuidarse. Sin embargo, al reflexionar sobre esta frase me hicieron ver que no importa lo increíble que haya quedado algún diseño o proyecto, si en el camino destruimos todas las buenas relaciones con nuestros compañeros, o incluso el cliente. Ser buenos colegas de trabajo es tan importante como el hacer extraordinarios diseños, y creo que en ese balance encontramos la empatía de la que tanto hacemos énfasis en el diseño de experiencias.

Foto de Paula Macedo, en alguno de nuestros proyectos de UX en Insitum Brasil.


Para terminar...

Por ahora eso es todo, nos vemos en el siguiente y último post de la serie! Para los que se perdieron el conversatorio que tuve en la Ibero Puebla, les dejo aquí la grabación.


Saludos!

© 2020 por Seth Pérez.